¿Olvidó su contraseña?

Supremo Consejo Confederado de los 33º Grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Bolivariana de Venezuela



Directiva

AUTORIDADES

Soberano Gran Comendador:
II∴ y M∴ P∴ Hmno∴ Andrés Eloy Murzi Sifontes, 33º.
Primer Gran Teniente:
II∴ y P∴ Hmno∴ Carlos Eduardo Guevara Pérez, 33º.
Segundo Gran Teniente:
II∴ y P∴ Hmno∴ Edgar Pulgar Polanco, 33º.
Gran Ministro de Estado:
II∴ y P∴ Hmno∴ Luis Enrique Lugo Rodríguez, 33º.
Gran Canciller y Secretario General:
II∴ y P∴ Hmno∴ Francisco José Rojas Carvajal, 33º.
Gran Tesorero del Santo Imperio:
II∴ y P∴ Hmno∴ Enrique de Jesús Marcano León, 33º.
Primer Gran Experto:
II∴ y P∴ Hmno∴ Rodrigo Armas Frezza, 33º.
Segundo Gran Experto:
II∴ y P∴ Hmno∴ Marcos Miguel Ojeda Sánchez, 33º.
Gran Maestro de Ceremonias:
II∴ y P∴ Hmno∴ Giovanni Guarrasi Sigona, 33º.
Gran Porta Estandarte:
II∴ y P∴ Hmno∴ Vicente Alfonzo Zerpa Peréz, 33º.
Gran Capitán de Guardias:
II∴ y P∴ Hmno∴ Nerio Monsalve Melo, 33º.

MIEMBROS ACTIVOS

II∴ y P∴ Hmno∴ Fernando Rodríguez Herrera, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Federico Landaeta, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Víctor Santamaría Milano, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Argenis Rafael Marcano Brito, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Asdrúbal José Colina Peralta, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Adilso Alberto Carrasquero C., 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Carlos Raúl Perdomo Risquez, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Nicolas Rivas Cisneros, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Rumeno Armas Salazar, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ José Luis Betancourt Porte, 33º.
II∴ y P∴ Hmno∴ Leonel José Meza Martinez, 33°.
II∴ y P∴ Hmno∴ Alveniz Antonio Baloa Arvelo, 33º.

Reseña

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado no siempre ha estado dividido en los 33 grados que hoy conocemos. Respecto de los tres primeros grados, no es, sino hasta el siglo XVII que la Masonería operativa desborda el de Aprendiz y el de Compañero, para introducir el Sublime grado de Maestro.

Es a partir de la primera mitad del siglo XVIII, que la Francmasonería de tradición Escocesa vuelve a superar, después del discurso del Caballero Ramsay, los tres primeros grados y nacen diferentes ritos (el más difundido fue el Rito de Perfección, con 25 grados) culminando con la aparición en 1801, del Rito Escocés Antiguo y Aceptado que abarca 33 grados y se organiza a través de los Supremos Consejos del Grado 33 y Último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, regulado desde entonces por las Grandes Constituciones de 1786, que fueron modificadas en 1875 en el Congreso de Lausana, al que también se le conoce como Convento de Lausana.

La existencia y la organización del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, dividido en 33 grados, no se revela públicamente al mundo profano sino hasta después de la constitución del Supremo Consejo de Charleston (1801, Carolina del Sur de los EUA) en el año 1802. Sin embargo, se pueden encontrar antecedentes históricos a esta fecha respecto de la aparición de los 8 grados adicionales al Rito de Perfección (25 grados) y de la identidad de las personas que fueron sus primeros titulares conocidos. El escenario, al menos aparente, se sitúa en el hemisferio occidental y tiene dos actores principales que ocupan la escena: Alexandre François Auguste, conde de Grasse de Rouville, marqués de Tilly y su suegro, Jean-Baptiste, Noël, Marie Delahogue, notario en la ciudad de Santo Domingo (Isla Dominicana), sobre los que parece sobrevolar la figura del francmasón francés Étienne Morin.

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado, fue el primer Rito practicado en Venezuela de manera estructurada, traído en el año 1824 por hermanos de la corriente de Joseph Cerneau, se conformaron las primeras Logias Regularmente constituidas para luego dar nacimiento en ese mismo año a la Gran Logia de la Gran Colombia con Cartas Patente de la Gran Logia de Maryland.

Indudablemente que la masonería para ese entonces, ya había llegado a Venezuela con su pensamiento liberador y de avanzada a través de una logia que formaron en 1797, los cuatro masones y profesores españoles de la Logia “España” de Madrid, Juan Bautista Picornell, Manuel Cortés de Campomanes, José Lax y Sebastián Andrés condenados y deportados un año antes por la monarquía a la Guaira, y quienes iniciaron a su vez a José María España, Manuel Gual, Simón Rodríguez y otros.

Fue un 21 de Abril de 1824, cuando Joseph Cerneau, calificado joyero e intelectual francés, de 61 años de edad, en calidad de Comisionado Especial se trasladó a Caracas desde la ciudad de Nueva York para conferir los Grados de Soberano Gran Inspector General, Grado 33º del R∴E∴A∴A∴ a setenta y siete distintas personalidades, en su mayoría adalides de la independencia; once Grados 32 o Sublime Príncipes del Real Secreto, ocho Grados 30 o Caballeros Kadosch, y treinta y tres grados no especificados; es decir en total concedió 129 Grados. Cerneau era portador de una carta patente del Supremo Consejo Unido para el Hemisferio Occidental, que él mismo había fundado en Nueva York en el año de 1813, año en que se realizó la fundación de la Gran Logia Unida de Inglaterra.

Este Supremo Consejo permaneció hasta el año de 1867 cuando para darle legítima legalidad el mismo Joseph Cerneau lo fusionó con el Supremo Consejo del Grado 33 de la Jurisdicción del Norte de los Estados Unidos, también fundado en el año de 1813 en la ciudad de Boston; desde el año de 1968 éste Supremo Consejo tiene su sede en Lexington, Massachusetts.

Joseph Cerneau había vivido en Santo Domingo y Cuba, y desde 1806 residía en Nueva York.

Como representante del Rito de Perfección de 25 Grados fundado en Paris en 1758, fundó muchas Logias y en todas ellas dejó el recuerdo de un masón fervoroso e incansable. Más tarde como miembro de Supremo Consejo Unido de Nueva York, fundó numerosos Cuerpos Escoceses que cumplieron una valiosa tarea al servicio de los ideales masónicos.

En 1827 a los 64 años, regresó desde Nueva York con su familia a Francia donde murió entre los años 1841 y 1845 alrededor de los 80 años.

La misión de los Supremos Consejos, según la convención de Lausana de 1875 en su párrafo 7, es la de enseñar las doctrinas masónicas y dirigir sus acciones por la pureza de sus principios.

A través de un armónico sistema de enseñanzas, los Supremos Consejos profundizan gradualmente las enseñanzas del Simbolismo para perfeccionar al Maestro Mason y procurar que su labor de “conducir, guiar e instruir” sea más solida y eficiente en las Logias Simbólicas.

La masonería escocesa es, pues, algo así como un curso de perfeccionamiento para el Maestro Mason, para que éstos vuelvan a su cátedra en el simbolismo con una mejor comprensión de sus deberes y con una mayor profundidad y eficiencia de su actividad docente. Solo con estudio se adquiere la competencia de defender a la orden con hechos, con palabras y con una acción ejemplarizadora.

El Supremo Consejo Confederado de Grandes Inspectores Generales, fundado el 17 de Noviembre de 2006, actualmente confiere en Venezuela los Grados del 4º al 33º bajo la línea originaria de Joseph Cerneau, Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

El Supremo Consejo Confederado del R∴E∴A∴A∴ mantiene relaciones y tratados de Paz, Amistad y Mutuo Reconocimiento con sus pares en U.S.A., Perú, México, Italia, Francia, Eslovenia, Chile, Bolivia, Inglaterra, Argentina, Paraguay, y Brasil entre otros.




Cuadro Supremo Consejo Confederado del Grado 33°
Servicio de e-mail del Alto Consejo Masónico de Venezuela
Cronograma
Ver calendario


Copyright 2014© Alto Consejo Masónico de Venezuela