¿Olvidó su contraseña?

Noticias

17/08/2011

La veloz esencia del mundo online ha provocado que muchos dejen de lado la corrección en la comunicación escrita. Ante esta realidad, hay quienes bogan por conjugar el dinamismo con el cumplimiento de las reglas ortográficas.

Internet, con las redes sociales a la cabeza, establece una vorágine en cuyo marco no siempre se siguen las reglas del buen escriba. ¿Quién no se topa en la gran red -y más de una vez al día- con errores de ortografía, faltas sintácticas y notables omisiones de signos? En una lógica en la que también resalta el papel de los SMS, recibir un correo electrónico bien redactado, con las necesarias comas y puntos, y las tildes en las palabras correspondientes; resulta un hecho poco común en la mayoría de los casos.

En vista de la plena inmersión de los espacios virtuales en la vida cotidiana de las personas, el análisis no debería restringirse al ''cosmos triple w''. Sin temor a errar el tiro, es válido afirmar que su influencia alcanza al mundo offline, a los modos de expresarse verbalmente y, por supuesto, de escribir. Especialistas advierten el valor comunicativo de las conductas de escritura, en cualquier ámbito donde éstas se desarrollen.

3 razones para que esto ocurra:

-Como hemos dicho, el dinamismo propio de Internet se traduce en menor atención a los detalles, entre ellos, los ortográficos.

-En términos generales, no hay intermediarios entre el que escribe y el que lee. En este sentido, no hay corrección.

-En contextos que exigen contar en poco espacio (Twitter, SMS, etc.) la economía del lenguaje se transforma en omisiones.

Pero no todo está perdido para los defensores de la ortografía. Una buena noticia para ellos llega desde las oficinas de Google quienes recientemente han lanzado un conjunto de actualizaciones para su algoritmo de indexación bajo el nombre Panda. Éstas contemplan que aquellos sitios que no tengan faltas de ortografía sean mejor posicionados en la búsqueda y que, por tanto, sean premiados por ello. No se trata solamente de tildes, zetas y eses, o haches ausentes: entre los criterios aparecen también las faltas de estilo, gramática y el aporte de contenidos originales.

En esta viña, la Fundación del Español Urgente (Fundéu) es una referencia ineludible para los hispanoparlantes. Esta agrupación que cuenta con el apoyo de la Real Academia Española, brinda en forma periódica consejos acerca del buen uso del idioma en los medios de comunicación, y han advertido en Twitter un espacio ideal para difundir sus objetivos. Desde @fundeu resuelven dudas de los más de 50 mil seguidores y expanden los ánimos para escribir correctamente, también en Internet.

 

De un modo similar al que la Academia se acerca a las nuevas tecnologías (de
hecho el Diccionario inglés de Oxford ha reconocido terminologías muy propias de
Internet como OMG, LOL y FYI); la propia Web dibuja pasos hacia la buena grafía
no por capricho o simple antojo, sino porque la comunicación llega a buen puerto
cuando parte con todas las velas dispuestas al viento o, más ajustados al caso,
cuando aparecen todos los puntos sobre las íes.

Servicio de e-mail del Alto Consejo Masónico de Venezuela
Cronograma
Ver calendario


Copyright 2018© Alto Consejo Masónico de Venezuela