¿Olvidó su contraseña?

Noticias

21/04/2014
A pesar del mal tiempo, la compañía SpaceX acabó lanzando el 18 de abril a su tercer vehículo de carga hacia la estación espacial internacional. La misión, además, lograría diversas primicias. El despegue de la cápsula Dragon CRS-3 se hizo a las 19:25 UTC del 18 de abril, desde Cabo Cañaveral, en Florida. Volando a bordo de un cohete Falcon 9 v1.1, fue situada en una órbita circular de unos 320 kilómetros de altitud. Todo el lanzamiento pudo ser contemplado en directo gracias a las cámaras instaladas en el cohete y la astronave, incluyendo la apertura de sus paneles solares. El despegue fue seguido con mucho interés, pero sobre todo por el propio cohete. Era la primera vez que se usaba esta versión, mayor y más potente, para enviar al espacio a una Dragon. Además, los ingenieros iban a ensayar los procedimientos de recuperación de la primera etapa del vector, que en el futuro su fabricante quiere reutilizar. Después de ser liberada del resto del cohete, esta primera etapa cayó de nuevo hacia la Tierra, pero en esta ocasión, en vez de destruirse, fue reorientada y utilizó su sistema de propulsión para frenar el descenso dentro de unos límites tolerables. A poca distancia de las aguas del océano Atlántico, encendió un único motor de los ocho con los que va equipada, y lo utilizó para dejar su velocidad de bajada hasta casi cero, permitiendo una entrada suave en el mar, sobreviviendo a la maniobra y permaneciendo a la espera de ser recogido por las fuerzas de rescate. Un ensayo anterior no había sido muy satisfactorio debido a que la etapa experimentó giros demasiado rápidos, pero en esta ocasión todo fue bien, incluyendo la apertura de unas patas de aterrizaje, que aunque en este caso no serían útiles, sí lo serán cuando dentro de unos meses se intente que el vehículo aterrice en tierra firme. Mientras tanto, y tras la liberación de la cápsula Dragon en órbita, la segunda etapa del cohete se ocupó de soltar un total de cinco pequeños satélites (Cubesats). El SporeSat es propiedad del centro Ames de la NASA y de la universidad de Purdue y se trata de un cubesat 3U, de 5 Kg, cuyo objetivo es investigar el crecimiento de las células vegetales en microgravedad. El vehículo será capaz de proporcionar condiciones de ingravidez y también de gravedad artificial variable gracias a una centrifugadora, a efectos comparativos. El segundo satélite también es del Ames y se llama PhoneSat-2.5. Es un cubesat de 1 Kg y básicamente es una estructura gobernada por un teléfono inteligente. El tercer satélite se denomina Tsat y pertenece a la universidad Taylor. Es un cubesat 2U de 2 Kg, construido por estudiantes, que efectuará experimentos de comunicaciones y de análisis del entorno espacial. El cuarto satélite, por su parte, se llama ALL-STAR/THEIA y es un cubesat 3U de 4 Kg propiedad del Colorado Space Grant Consortium. Ha sido construido por estudiantes con ayuda de la compañía Lockheed y permitirá experimentar con una nueva plataforma espacial equipada con paneles solares. Tomará imágenes de la Tierra con una cámara unida a un telescopio. Por último, el KickSat es un satélite de la universidad de Cornell. Es un Cubesat 3U de unos 5,5 Kg cuya función será liberar un total de 104 circuitos impresos de unos 5 gramos de peso, los cuales actuarán como satélites independientes. Estos Sprites serán liberados el 4 de mayo y se espera que puedan enviar mensajes a la Tierra. Estos prototipos de ChipSats (femtosatélites), si tienen éxito, demostrarán que casi cualquier persona tendrá acceso a construir un satélite y enviarlo al espacio. Cada Sprite, de 3,5 cm de lado, dispone de un sensor y de la capacidad de comunicar con tierra. Reentrarán en la atmósfera en apenas unos días. Se espera que en el futuro los Sprites ganen en complejidad y capacidades. En cuanto a la Dragon, transportó diversos suministros para los astronautas de la estación espacial internacional, incluyendo un par de experimentos, OPALS y HDEV, en la zona trasera no presurizada del vehículo, los cuales serán instalados en el complejo orbital para pruebas con un sistema de comunicaciones por láser (OPAL) y para la toma de imágenes de la Tierra (HDEV). La Dragon transporta también un traje espacial estadounidense, unas piernas para el robot Robonaut 2, experimentos científicos y otros materiales útiles para la expedición tripulada. La nave se acercó a la ISS el 20 de abril y fue capturada por el brazo robótico Canadarm-2 a las 11:14 UTC, siendo después conectada al módulo Harmony a las 14:02 UTC. Los astronautas empezarán a descargar sus contenidos, un total de 2,5 toneladas, en breve. Estarán ocupados con ello durante un tiempo, aunque van a tener que prepararse para una salida extravehicular ya que el 11 de abril falló un ordenador en el exterior que deberá ser reemplazado. Por su parte, la Progress M-22M, que abandonó la estación el 7 de abril, ha sido ya destruida en la atmósfera (18 de abril), después de llevar a cabo varios experimentos ionosféricos. Publicado por: Q:. H:. Johan Camacho Fuente:http://noticiasdelaciencia.com/not/10165/lanzada_la_dragon_crs_3_hacia_la_estacion_espacial/
Servicio de e-mail del Alto Consejo Masónico de Venezuela
Cronograma
Ver calendario


Copyright 2017© Alto Consejo Masónico de Venezuela