¿Olvidó su contraseña?

Noticias

27/05/2013

Foto

Los seres humanos somos cada día más un caldo de cultivo para los microorganismos que nos producen enfermedades infecciosas. Más y más humanos viven en ciudades y usan el transporte público, lo que aumenta las posibilidades de contagio. Recientemente se ha podido ver el riesgo que suponen algunas cepas de virus de la gripe si saltan al ser humano y esto ha elevado la preocupación de que se produzca una pandemia. Recordemos que muchos virus de la gripe empiezan su existencia en animales domésticos y que finalmente saltan al ser humano. Además pueden mutar fácilmente.
Cada año se prepara la vacuna estacional de la gripe con la cepa o cepas que se cree que serán las que produzcan los contagios de la temporada. Esa vacuna se produce con virus atenuados, virus que no causan la enfermedad si el sistema inmunitario está bien, pero son suficientes como para crear los anticuerpos que protegen del contagio. No tenemos una vacuna universal que nos sirva para todos los casos de gripe.
Tampoco hay que confundir la gripe con el resfriado, pues están provocadas por virus muy distintos. Puede ser que uno esté vacunado frente a la gripe ese año, pero si se resfría no es culpa de que la vacuna no haya funcionado. Aunque, naturalmente, uno se puede contagiar de un virus de la gripe cuya cepa no estaba incluida en la vacuna.
Recientemente se han producido avances hacia una vacuna universal para la gripe. Esta vacuna protegería frente a cualquier cepa del virus.
El último resultado es que un prototipo de vacuna muy general para la gripe funciona bien en animales. El grupo de investigadores, formado principalmente por Masaru Kanekiyo, Jeffrey Boyington y Gary Navel, desarrollaron la idea en el Nabel National Institute of Allergy and Infectious Diseases en Bethesda.
Este resultado aumenta las esperanzas de que pueda ser igualmente efectiva en humanos. De todos modos, no se espera que sea efectiva al 100%, sino que proporcione inmunidad frente a una amplia gama de cepas víricas de la gripe. Pero lo interesante es que podría proporcionar inmunidad incluso frente a alguna cepa antes de que aparezca y servir la idea como modelo para vacunas frente a otras enfermedades.
La vacuna experimental no está basada en virus atenuados, sino en una partícula compuesta por varias proteína, por lo que además es muy segura y rápida de fabricar. No se usan cultivos de virus reales, ni huevos, ni cultivos celulares. Estos procesos son lentos y suelen producir impurezas que algunos alérgicos no toleran.
La partícula se obtiene por autoensamblado de hemaglutinina, una proteína que se suele estar en la cubierta del virus que produce una fuerte reacción inmunitaria, y ferritina, que es una proteína que transporta hierro. Al final se obtiene un complejo formado por un núcleo de 24 unidades de ferritina que está cubierto por 8 unidades de hemaglutinina (ver imagen).
La respuesta inmune que produce esta vacuna es 34 veces superior a la tradicional en ratones y 10 veces superior en hurones. Especulan que este resultado tan positivo se debe a que la hemaglutinina está mucho menos empaquetada que en los virus y el sistema inmunitario la ve mejor.
Aunque en esta vacuna se usó hemaglutinina de la cepa H1N1, los investigadores pudieron comprobar que también protege a los animales frente a otras cepas del virus de la gripe.
Ahora los investigadores necesitan probar esta vacuna en humanos y desarrollar un sistema efectivo para producirla masivamente. También planean vacunas similares para el HIV y el herpevirus. Esperan que incluso esta aproximación también funcione en bacterias y enfermedades provocadas por parásitos (¿malaria?).

 

Publicado: J.Camacho

Fuente:http://neofronteras.com/?p=4114

Servicio de e-mail del Alto Consejo Masónico de Venezuela
Cronograma
Ver calendario


Copyright 2017© Alto Consejo Masónico de Venezuela